La dura vida del fotógrafo

dans Comunicación par

Ce texte est aussi disponible en : frFrançais (Francés)

Si, la vida es dura para el fotógrafo y especialmente para el autor fotógrafo, cuando se trata de hacer conocer su trabajo.

Somos muchos registrados o no oficialmente y nos peleamos para hacer emerger nuestro trabajo. Hay muchísima competencia…

¿Entonces, que es lo que debe de hacer un fotógrafo si quiere tener una oportunidad de destacar? Desde luego, su trabajo artístico tiene que ser diferente al de los demás.

Es sencillo, aquí está la lista de todo lo que tenéis que hacer y espero que sea lo más exhaustiva posible.

Trabajar sus fotografías

Cuando digo trabajar sus fotografías, va mas allá del hecho de hacer fotografías bonitas. El fotógrafo tiene que tener una firma, una iniciativa que podamos identificar fácilmente. Algo que le distingue de los demás y sobre todo que le haga diferente de la grande masa de fotógrafos que hacen imágenes bonitas. A lo mejor me abucheáis, pero la fotografía evolucionó mucho desde la época del “instante decisivo”. Una sola imagen no alcanza. Necesitamos un corpus de imágenes que, unidas entre ellas, definen al fotógrafo.

Admitamos que así sea. Tiene su propio universo y en cuanto veamos sus imágenes, series y trabajos, le identificamos en seguida. Es un buen comienzo, pero no es suficiente.

Trabajar su visibilidad

La página web

Eso significa que tiene que tener una página web. Una verdadera página web con un nombre de dominio que le identifique. Sea su nombre y apellido o bien un seudónimo si así lo desea. Ahora bien, siempre se recomienda que su nombre de dominio este relacionado con su apellido. El www.nicolaspoizot.fr siempre funcionará mejor que otra cosa.

Es importante saber que una página Facebook no tiene nada que ver con una página web. Facebook ayuda a la difusión de la comunicación.

Lo hablaremos un poco más adelante pero su página web esta para presentar de manera sencilla y eficaz su trabajo. Participo en el proceso de selección de la asociación Lumière d’Encre y para elegir un residente artístico nos vamos muchas veces a la página web de los fotógrafos. Bien sea porque nos surgen dudas o para ampliar nuestro conocimiento en cuanto a su trabajo. Tener una página web con multitudes de porfolio e imágenes no le será de mucha ayuda. Ir a lo fundamental.

Tener una página web es algo básico. Os lo digo muy en serio.

Las redes sociales

Cada uno tiene que saber la o las redes sociales que le corresponda mejor, dependiendo también de los gustos. Existen una buena docena que le permitirá crear una comunidad entorno a su trabajo: Facebook, Twiter, Instagramm, Pinterest, FlickR entre otras muchas.

Le toca elegir, sabiendo que publicar en las redes sociales requiere bastante tiempo. Por lo tanto, si tiene poco tiempo tendrá que limitarse a una o dos redes, pero hacerlo bien. Es siempre mejor que cubrir más redes y mal.

Tendría que verlo como una extensión a su página web. Si esta última es el centro de su tela, cada una de las redes sociales es parte de esa tela (de araña) para llevar mucha gente en su centro. No os dejéis engañar por la carrera de los likes. La idea no es de coleccionar likes sino de crear una comunidad.

Trabajar su selección

Ya está, su visibilidad está bien o en todo caso se está construyendo, ahora tenemos que pasar a la siguiente etapa. Elegir que trabajos queréis resaltar.

Si, hay que elegir. Que sea cuando hacía convocatorias de candidaturas para Les Echapéés Belles (exposición colectiva en Paris) o cuando elijo residentes artísticos para Lumière d’Encre, veo regularmente pasar la integralidad de los trabajos fotográficos de los artistas desde que empezaron.

Muy mala idea y os voy a explicar el porqué. Muchas veces el jurado toma tiempo sobre su tiempo libre. Como todos tienen un trabajo (relacionado o no con la fotografía), llegan a casa y están cansados. Si, están motivados para ver y seleccionar trabajos fotográficos, pero como ya os dije, tienen muy poco tiempo para hacerlo.

Que sea para Les Echapéés Belles o Lumière d’Encre, por lo general recibimos entre 50 y 60 dossiers. Para les Echappéés Belles no pedíamos muchas cosas (un texto de presentación y un enlace hacia una serie). Seleccionábamos nueve fotógrafos en total. Éramos dos personas para hacer la selección lo que representa unas cuantas horas para poder ver todo, elegir y ponernos de acuerdo. En el caso de Lumière d’Encre y supongo que será así en la mayoría de las asociaciones, somos una media docena en participar y de todos los dossiers recibidos solo se elige a uno.

Escogiendo el caso de Lumière d’Encre, un primer vistazo son 60*5 minutos es decir unas cinco horas de trabajo. Nuestra selección se hace sobre 3 o 4 reuniones colectivas que representan una 2 o 3 horas de trabajo. Resumiendo, son 12h para las reuniones +5 horas en casa y todo eso multiplicado por el número de participantes del jurado. Son más de 100 horas de trabajo para hacer la selección. Lo que intento decir es que la presentación de un dossier, sobre todo si no está acompañado por un formulario, puede llevar a la integración de demasiadas cosas. Demasiado es rápidamente igual a malo.

Tiene que separar el trigo de la paja. Es complejo de explicar, pero hace referencia a nuestra facilidad en dispersarnos. Si presenta un solo trabajo, gustara o no, pero ha limitado la elección. Es un punto positivo. Presentar varios trabajos diferentes conlleva la idea de que en el montón alguno gustará. Si pero no. El ser humano tiene más bien tendencia a desprestigiar que sobrevalorar. Si presenta muchos trabajos dispersará al auditorio. Suponiendo que gustan varios trabajos, no gustaran obligatoriamente a las mismas personas.

En mi opinión es importante hacer un consenso, aunque sea negativo antes de distraer al jurado.

Resumiendo, es mejor establecer un marco estricto y mandar únicamente lo imprescindible.

El tamaño del dosier

Último punto, el tamaño del dossier. Mismo procedimiento que para el numero de trabajos que mandar. Piense que leer y mirar 100 páginas de un pdf en 5 minutos deja poco tiempo por página, muy poco.

Que la organización no haya fijado un límite de páginas no significa que tiene que mandar un libro. Sinceramente, un dossier bien hecho no sobrepasa de las 30 paginas (imágenes incluidas). Reducir y volver a leerlo, si se pasa es que sobran imágenes.

El contenido de su dossier artístico

Para empezar, claro está, entran sus trabajos, pero también tendrá información personal y explicaciones en cuanto a su iniciativa artística. Insistiré sobre varios puntos:

Hacer que alguien compruebe que no hay faltas de ortografía en su dossier es fundamental.  Estoy convencido que mis artículos tienen faltas de ortografía y estoy seguro de que le ha llamado la atención a mucha gente. Imagínese lo mismo con un jurado de selección.

Dos textos muy importantes. El primero con su biografía, otro(s) relacionado(s) con su(s) trabajo(s). Dicen que los fotógrafos no son escritores, puede ser verdad. Sin embargo, tiene que escribir los textos. Si no sabe cómo hacerlo puede pedir ayuda pero hacer que otro escriba su biografía y la presentación de sus trabajos no tiene ningún sentido. Mejor hacerlo uno mismo con palabras sencillas que pedirle a otro que escriba sobre usted y su iniciativa artística.

El currículo artístico está compuesto por lo general de las exposiciones que ha presentado, publicaciones, premios y residencias. Todo lo que importa en cuanto a su trabajo artístico. Esta sección, al estar vacía a la hora de empezar, todo valdrá. A partir del momento en el que empezará a exponer seriamente, os aconsejo eliminar las exposiciones segundarias. No le importará a nadie que expuso en su tiempo detrás de la barra de un hotel, por ejemplo.

Si tiene pensado mandar su candidatura a festivales de renombre, para residencias artísticas o presentar su trabajo en galería, tendrá que escoger únicamente lo mejor de su Curriculum.

Trabajar sus candidaturas

Bueno ya está preparado ¿pero por dónde empezar? Aunque el mundo de la fotografía este bastante limitado, existen muchas opciones.

Solamente en When en Where, he entrado por el momento 60 galerías, 65 festivales y 99 convocatorias de candidaturas. Aunque sea muy eficaz y que solo necesite una hora para realizar una candidatura, eso representa unas 200 horas de trabajo (por año). Hay que decir también que una hora permite hacer un dossier electrónico pero que si necesita imprimir fotografías y preparar un correo postal se puede pasar el doble de tiempo.

Ahora, no os aconsejo enviar nada con prisas. La bulimia de las convocatorias se parece mucho a contar su vida en Facebook. Es divertido al principio pero por poco que su ego no aguante muchas respuestas negativas, se arriesga al agotamiento. Responder a una convocatoria para un festival resulta sencillo. Tratar de la misma manera a las galerías no es buena idea. Una galería tiene una identidad muy fuerte y sus objetivos son distintos a los de un festival. De un lado tiene a un profesional que tiene que elegir para que funcione su comercio y del otro lado un equipo de voluntario que seleccionan tomando menos riesgos.

Eso significa que para las galerías tendrá que dedicar mucho tiempo para conocerla, así como a su equipo y línea editorial. Enviar un trabajo de un paisaje a una galería de arte contemporáneo no tiene sentido. Los galeristas reciben muchas solicitudes y es normal. Pero si realmente desea exponer en una galería, trabaje seriamente cada uno de sus dossiers.

Las residencias artísticas también son casos aparte. Se trata de un equipo de voluntarios la mayor parte de las veces, pero existe un riesgo financiero. Nadie pierde dinero ya que son subvenciones del estado, pero la buena elección de un residente es fundamental. Por esa razón la mayoría de las residencias artísticas tiene una selección que se realiza esencialmente con el Curriculum.

Aunque en teoría la residencia de creación no obliga a tener resultados, supongo que existirán pocas que paguen para no ver nada al final. En fin, si no tiene un buen Curriculum -escuela de fotografía, otras residencias, premios o varios festivales en los que ha participado – puede olvidarse de ser elegido.

Otro punto que no está en favor de la bulimia es que un festival no se parece a otro. Algunos tienen mucha visibilidad, otros mucho menos. En todos los casos, tendrá que producir su exposición, moverse, encontrar un alojamiento… Al no ser que sea rentista para poder estar en todos los festivales, tendrá que elegir. Para lo rentistas genial, para los demás, tendréis que saber en que festivales podríais participar y cuáles son los más interesantes para exponer.

Se necesitan unos 2 años para saber cuáles son los festivales más interesantes.

Ya está listo para las convocatorias. Regularmente o de vez en cuando, tómese un ratito para rellenar formularios.

Ahora tendrá que trabajar en la comunicación.

Trabajar su comunicación

Es sin lugar a duda el mayor problema de los fotógrafos. La cuestión es que requiere mucho tiempo y que tiene que saber cómo hacerlo. Es muy difícil cuantificar el resultado.

La comunicación es un poco ir a ciegas. Nadie os dirá a la hora de visitar su exposición “Ah si, he visto el cartel en ese periódico”

Además de eso, seguramente sea un eje de trabajo que se va construyendo en el tiempo y que le requerirá un año o dos para desarrollarlo.

Los ejes de desarrollo de su comunicación son las siguientes:

  • La newsletter
  • Las redes sociales
  • Los lugares de eventos
  • La prensa

Su newsletter

A diferencia de la newsletter de una página web, no espere tener inscripciones muy a menudo. En el mejor de los casos, si ya ha expuesto en algún momento, ha podido recuperar algunas direcciones de correo en el libro de oro.

Si no, para construirla, tendrá que tirar de sus contactos mails preguntándose siempre “¿esta persona estaría interesada en recibir información sobre mis exposiciones?” Solo usted sabrá la respuesta.

Por supuesto, requiere tiempo ya que la tendrá que actualizar a menudo. Os aconsejo inscribiros en un suministrador online como mailchimp o mailjet ya que para listas pequeñas será gratuito.

No es necesario enviar una newsletter todas las semanas. Una vez al mes si tiene una actividad intensa sino cada dos meses.

Como dije anteriormente, es mucho tiempo y no tiene porque tener una repercusión interesante.

Las redes sociales

El impacto suele ser bastante mayor que en el caso de las newsletter. Escogiendo únicamente Facebook (los likes, compartidos y comentarios) podrá saber si alguien está interesado.

No tienen porque traer más visitas en la exposición, pero por lo menos tiene visibilidad.

En mi opinión hay que comunicar de manera más intensa en las redes sociales cuanto más se acerque el evento. La parte complicada es hacerlo en todas las redes sociales en los que está registrado. Si ha decidido cubrir varias redes, requerirá más trabajo. No tiene final.

Os aconsejo especialmente utilizar el evento Facebook para informar de su exposición. Os permitirá invitar a sus contactos geográficamente hablando. Además, Facebook recuerda el evento a los inscritos el día de la inauguración.

Las páginas de eventos

Es fundamental tener un dossier de prensa ya que sino el resultado puede ser mediocre.

El dossier de prensa

No es necesariamente complicado para hacer un dossier de prensa sencillo. Es mucho más difícil hacer uno bonito y útil.

Muchas veces recibo dossiers con algunos defectos:

  • Las informaciones no son textuales. Imposible de hacer un copiar/pegar
  • Las informaciones textuales están junto a imágenes y me complica mucho el trabajo de extraer el texto.

La persona que hace un dossier de prensa no suele verificar luego si ha cometido algún error.

Sin embargo, el interés principal del dossier de prensa es que el destinatario pueda escribir un artículo o crear una noticia a partir de este. Si se lo pone difícil al destinatario y que no tiene tiempo para tratarlo es muy probable que acabe en la papelera. En la mayoría de los casos no conocerá la razón. Es muy triste hacer todo este trabajo para nada. Por lo tanto, una vez acabado el dossier, verifique bien que los copiar/pegar funcionan correctamente.

Enviar la información

La mayoría de las páginas que gestionan una agenda lo hacen además de otras muchas cosas. Si reciben una información incompleta no tendrá muchas posibilidades de destacar. Si ha trabajado correctamente el dossier de prensa, lo más difícil será de hacer una lista de las páginas web que avisar.

Sabiendo que esta lista no sufrirá muchos cambios, será válida bastante tiempo. En Francia podemos contar con unas 20-30 páginas web en donde se puede informar de una exposición de fotografía. Existen diferentes tipos de páginas web:

  • Los foros de fotografía
  • Las webs especializadas de fotos: revistas, material etc.
  • Las agendas culturales.

Si empieza de la nada, tendrá que pasar unas cuantas noches creando la lista. Si ya ha realizado esta tarea, solo serán unas horas para mandar bajo diferentes formatos las informaciones requeridas. Algunos reciben los dossiers de prensa mediante una dirección de correo electrónico, otros prefieren utilizar un formulario con el fin de indicar todo lo que se necesita saber en cuanto a la exposición.

Por último, no mandar el dossier de prensa dos días antes de la exposición. Yo por ejemplo soy muy reactivo, pero porque es una de las herramientas fundamentales de mi página web. Una agenda suele ser segundaria en muchas páginas por lo tanto pueden tardar unas cuantas horas o un día en revisarlo. Hay que mandarlo como mínimo una semana antes de la exposición. Si lo manda con dos semanas de antelación, la noticia aparecerá una semana antes de su exposición.

La prensa

En este caso es más bien por contactos que podrá obtener algo. Los periodistas reciben cientos de correos electrónicos por día en cuanto a eventos. La posibilidad de que utilicen la información que les ha mandado es mínima.

Tendrá que ser muy sutil y, sobre todo, en cuanto tenga la oportunidad de conocer a un periodista en una exposición, conservar muy bien su tarjeta. No incluya a los periodistas en la newsletter, se requiere un mail personalizado y por lo tanto un poco de tiempo.

La otra posibilidad es de recurrir a un agregado de prensa. Existen varios que trabajan sobre todo para festivales, galerías o instituciones. El trabajo que hacen no es gratuito. Sin embargo, saben perfectamente donde publicar artículos. Si esta empezando recién o no tiene el presupuesto, olvídese.

Conclusión

Como ya habrá visto, la vida de un fotógrafo resulta ser muy intensa. Poco tiempo para sacar fotografías. Lo que está claro es que muy poca gente hace las gestiones necesarias mencionadas en este artículo. Los que lo hacen correctamente destacarán con más facilidad. Cada uno se esfuerza según los resultados que desea.

Bueno, si os he desmoralizado un poco no os preocupéis, todo se aprende. Nada es imposible

traducción de Anaïs Ligner

Auteur-Photographe depuis 2009 Organisateur des Echappées Belles de 2011 à 2014. Membre actif de Lumière d'Encre, http://www.lumieredencre.fr Auteur-Photographe : http://www.nicolaspoizot.fr

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*